lunes, 25 de marzo de 2013

Arquitectura Bioclimática. Técnicas para su construcción



UBICACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN BIOCLIMÁTICA 
La ubicación sobre el terreno del elemento arquitectónico es un parámetro clave en su comportamiento climático. El análisis pormenorizado de las condiciones climáticas es imprescindible para valorar su influencia en las condiciones de confort. Estas condiciones climáticas deben ser analizadas tanto desde el punto de vista macroclimático como desde el microclimático.

Condiciones macroclimáticas
Son consecuencia de la zona del planeta donde nos situemos y dependientes de factores como la latitud, longitud y la región climática. Se encuentran definidas por medio de:
  • Temperaturas medias, máximas y mínimas en invierno o verano. Diurnas y nocturnas.
  • Régimen pluviométrico y grado de humedad.
  • Índice de radiación solar, insolación directa o difusa.
  • Dirección y velocidad media del viento dominante. Infiltraciones en invierno, aprovechamiento de corrientes de aire en verano.
Condiciones microclimáticas
Están influidas por los accidentes geográficos del entorno local inmediato y pueden contribuir en gran manera a la modificación de los factores macroclimáticos. Algunos ejemplos pueden ser:
  • Las elevaciones del terreno que pueden actuar como barreras protectoras del sol y del viento.
  • La cercanía de masas de agua que tienden a estabilizar las temperaturas y a aumentar la humedad ambiental.
  • La presencia de bosques o vegetación especial en el entorno próximo.
  • La presencia de edificaciones.
  • Las pendientes del terreno, etc.
La elección de la ubicación de los edificios, en base a parámetros macro y microclimáticos es fundamental y condicionante del proceso de diseño posterior de los mismos. El estudio de las condiciones ambientales nos permite plantear las estrategias arquitectónicas necesarias para conseguir el objetivo de obtener los mayores beneficios bioclimáticos y la adecuada sensación de confort.
AISLAMIENTO Y MASA TÉRMICA 
El tipo de materiales, el grosor de los mismos y las soluciones de aislamiento aplicadas en los elementos constructivos de un edificio son cuestiones fundamentales a la hora de encontrar una solución bioclimática adecuada.